Puesta en marcha de la educación virtual en los refugios de Southwest Key

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Eslunes por la mañana. Te preparas para tu clase de inglés. Coges tu tableta y deslizas los dedos por la pantalla para abrir la aplicación de tu clase. El bitmoji de tu profesor y empieza la clase.

Esa es la experiencia de la educación en 2020, tanto si el alumno aprende en casa como en uno de nuestros centros de acogida.

La educación es una parte muy importante de la vida en Southwest Key; algo que nos apasiona y nos entusiasma ofrecer a los jóvenes a nuestro cargo. Muchos de los niños de nuestros centros de acogida nunca han tenido la oportunidad de entrar en un aulay les encanta reunirse en sus aulas para cada lección. Cada niño recibe 6 horas de educación cada día de la semana de acuerdo con las normas federales. Nos esforzamos para que este tiempo sea atractivo y valioso porque nosotros creemos firmemente en el valor de la educación. Wstamos convencidos de que la educación ofrece mayores oportunidades a los jóvenes una vez que se unifican y comienzan su vida en Estados Unidos.

Pero en 2020, la educación en Southwest Key tenía que ser virtual, y rápido.

En COVID-19 empezó a extenderse por Estados Unidos, los refugios necesitaban adaptar la educación para el distanciamiento social sin dejar de ofrecer las horas de educación horas cada semana. Además, los jóvenes que acababan de llegar al albergue necesitaban una forma de empezar a aprender mientras mientras pasaban por el proceso de aislamiento médico necesario para garantizar que no eran portadores del virus. Este es también un momento importante en el que se analiza el nivel educativo actual de los jóvenes para, por ejemplo, situarlos en el curso de inglés adecuado.

Era una tarea ardua, pero afortunadamente, la profesora jefe Diana Peloso y la directora regionalde Educación Ana Navarro se pusieron manos a la obra. [/vc_column_text][vc_empty_space][vc_gallery type="flexslider_slide" interval="5″ images="29039,29037,29036″ img_size="large" css_animation="zoomIn"][vc_empty_space][vc_column_text]

Virtualización

Diana y Ana formaron rápidamente un equipo para trabajar en la respuesta de Casa San Diego a las directrices y recomendaciones de los CDC para la prevención del COVID-19. Al principio, era nuevo territorio con muy poca información. "Había dos objetivos principales: En primer lugar, teníamos que una experiencia virtual para los jóvenes que acababan de llegar al refugio", dijo Diana. "Después, tuvimos que estudiar cómo nuestra actual rutina educativa en línea para toda la clase y el profesor".

Diana y Ana trabajaron con el equipo de Riesgos y Seguridad de Southwest Key para crear un programa piloto y participaron en una conferencia virtual con la Universidad de Texas en San Antonio sobre cómohacer que las lecciones sean interactivas a través de la tecnología. Cuando en julio los CDC proporcionaron directrices para aulas y escuelas , Diana se encontró investigando temas totalmente nuevos. Por ejemplo, cómo desinfectar los libros de texto después de que un alumno los utilice en clase. [/vc_column_text][vc_empty_space][edgtf_blockquote text=""Diana se convirtió en la gurú de nuestro mundo virtual. Tenía que implantar la tecnología de forma rápida y eficaz. Con la ayuda de su guía de educación en línea, todos nuestros refugios han podido seguir su ejemplo y virtualizar sus clases.""[vc_column_text]

Ana Navarro
Directora Regional dede Educación

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

Hómo funciona?

Así que ¿cómo funcionan estas clases virtuales? Tras una presentación digitala los jóvenes recién llegados a la vida en Southwest Key, los estudiantes se unen a las aulas virtuales.

"Decidimos utilizar material impreso que los alumnos pudieran utilizar para seguir a un profesor que compartía la información de forma individualizada.," explica Diana. Los profesores inclusotienen avatares bitmoji que utilizan para compartir un poco de personalidad en sus clases.

A partir de ahí, el uso de la tecnología evolucionó de simples lecciones individuales a sesiones de grupo en las que un profesor se sentaba con cinco o seis estudiantes en una llamada de grupo. Ahora, los alumnos participan en sesiones de estudio a distancia, en las que trabajan juntos para preparar un próximo proyecto o examen. El personal ha observado incluso que, gracias al aprendizaje virtual, los alumnos se familiarizan más con los términos ingleses.

Pero,¿qué opinaron los alumnos de estos cambios? En resumen, les encantaron las nuevas clases mejoradas con tecnología. [/vc_column_text][vc_empty_space][edgtf_blockquote text=""Hemos recibido una respuesta de compromiso tremenda por parte de los alumnos. Hacemos controles diarios con los estudiantes y el 100% de las respuestas a las encuestas han sido positivas. Además, siempre estamos buscando oportunidades para hacer crecer y evolucionar las clases."][vc_column_text]

Diana Peloso
Profesora principal

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_column_text]

De cara al futuro

"Estar en la pandemia nos ha abierto muchos horizontes nuevos", dijo Ana dijo. "Nosotros siempre tuvimos la idea de hacer algo así para la admisión, pero COVID lo convirtió en una prioridad absoluta. Hemos dado un paso hacia el futuro de la educación por necesidad, pero me alegro de que avancemos hacia él."

Diana está de acuerdo. "Incluso en un mundo sin COVID, no puedes acomodarte, los viejos métodos no funcionarán siempre. Siempre hay lugar para la innovación y la evolución en la educación." [/vc_column_text][vc_empty_space][edgtf_separator type="full-width" color="#bfbfbf" thickness="1″][vc_empty_space][vc_column_text]¿Quieres sabermás sobre el futuro de la educación? Conoce cómo nuestros Programas de Educación Alternativa de Justicia Juvenil cambiaron al aprendizaje a distancia[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]

Comparte:

Entradas relacionadas