fbpx

Translate

Consultas de Medios
media@swkey.org

El viaje del albergue a la unificación

Southwest Key Programs / Albergues  / El viaje del albergue a la unificación

En cada uno de nuestros albergues, proporcionamos un hogar seguro y temporal para menores no acompañados y trabajamos para determinar de manera eficiente el siguiente paso seguro para el menor.

Dentro de las 24 horas de la llegada, se asigna a un menor un administrador de casos que colabora con los miembros de la familia para identificar un patrocinador adecuado para el menor. Si no se puede encontrar y aprobar a un miembro de la familia, los administradores de casos trabajan para encontrar un patrocinador no familiar o ayudar a los menores a hablar con un abogado sobre sus opciones legales.

“Es una gran sensación, ayudar a los niños que vienen a nuestro albergue, sabiendo que una vez que vengan a través de nuestras puertas vamos a trabajar para encontrar un hogar seguro” Martha, Administradora de Casos, Phoenix, AZ

La mayoría de los que están bajo nuestro cuidado están conectados con los patrocinadores dentro de 35 días. Pero algunos casos toman más tiempo, porque siempre ponemos primero la seguridad de los menores.

Antes de que un menor sea colocado con un patrocinador apropiado y examinado, que puede ser un pariente que no haya visto en muchos años, seguimos políticas y procedimientos estandarizados descritos por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados.

Eso puede incluir verificaciones de antecedentes, huellas dactilares del patrocinador y, en algunos casos, una visita a domicilio. A menudo solicitamos documentos, como certificados de nacimiento, para verificar las relaciones. Nuestro personal organiza llamadas con miembros de la familia para comenzar el proceso de reintroducción de los niños que no han tenido contacto con un padre o patrocinador en años. A lo largo del proceso, los administradores de casos se reúnen semanalmente con menores, actualizándolos sobre su caso y trabajando diligentemente para avanzar en el proceso.

En algunos casos, los administradores de casos pasan por el proceso de investigación varias veces si un patrocinador no pasa nuestra selección, no puede presentar los documentos apropiados o deja de comunicarse con nuestro personal. Cuando esto sucede, los administradores de casos trabajan estrechamente con el menor para asegurarse de que están informados de los acontecimientos y se les anima a mantener una actitud positiva, mientras se redacta un nuevo plan de aprobación.

“A veces los casos duran más. Somos esa red de seguridad para estos niños, y les hacemos saber que este proceso existe por una razón. Usted está destinado a estar con alguien que va a protegerlo, ayudarle a obtener una educación y mantenerse al día con las fechas de la corte para que pueda tener éxito en los EE.UU..” Cheyenne, Administradora de Casos, Phoenix, AZ

Como último paso, coordinamos los arreglos de viaje con los patrocinadores y, en algunos casos, el personal acompaña a los menores hasta que lleguen a su nueva ciudad de origen.

Nuestros albergues no son el destino para aquellos que entran en nuestras puertas. Están destinados a ser hogares cómodos y temporales donde los niños en circunstancias inciertas puedan disfrutar de la normalidad, la comunidad y la compasión. No importa la duración de la estancia, todos y cada uno de los que cuidamos son tratados con respeto y se hace sentir lo más cómodo posible.